Monção (1980) 


afasto as cortinas da tarde
porque te desejo inteira
no poema 

e passas de capulana
teu corpo como as dunas
plantadas de casuarinas
rumorejando perto 

a fúria das ondas
caindo brandas
no meu gesto 



Noções de Geografia 

a sul
implanto uma cartografia sem limites
traço e compasso
depois da madrugada 

de ti 
um rosto iridiscente
alastra o voo claro
das mãos 

a sul
descobrimos vozes abertas
sem oclusão
e mastigamos água 


A inadiável viagem (1985) 


Acontecimento 

sobre as espigas trémulas
os pássaros migram
para os meridianos virgens
do teu rosto no vento
a densidade da boca 


Canção      

                                  para a Paula 

chegarei com as árvores 
meu amor ao som do sangue 
às catedrais do puro gesto 
com o grito e as aves 
marítimas dentro das sílabas 
ao breve cume da espuma 
mãos nas mãos chegarei 

chegarei com as espadas 
areia verde da planície 
ao tutano meu amor da fome 
com os frutos nos teus olhos 
amante vento à espera 
ao sexo nuclear do mundo 
nervo a água chegarei 

chegarei nas manhãs suadas 
da voz meu amor liberta 
à nocturna onda do poema 
com as aves dentro do grito 
ou só marítimo eco 
à raiz exígua dos cristais 
morte a morte chegarei 

chegarei de pé ao silêncio 
que vaza meu amor nos rios 
remo a canto deslumbrados 
contigo ao princípio chegarei 


Pneuma (2009) 


Descomedimento 



como se a floresta regressasse 
e o nome  

o bolbo na haste  

a serpente entre as palavras 

e a tua boca
isto 

um peixe
na cacimba reverberando 
a luz 



cair do chão 
ao alto  

elipse 
ascendente 



regresso 
do que não sabes 

e a quem  

o soneto é um novilho sem cabresto 
ensanguentando as árvores  

esperas a pele 
e o escalpe  

a branca nuvem 
deitada 



se um caminho ao longe
depois dos ramos  

da luxúria lacustre 
convocando o barco 

se isso 
depois das mãos 
se erguesse 



um sulco que fendesse 
o ar 
e a noite 
concentrada 



a escarificação do rosto  

todos os sinais 
caindo  

esponjas nenúfares 

o imbondeiro
no ar

     INICIO      ENSAYOS      ENTREVISTAS      RESEÑAS      POESÍA & FICCIÓN      COLUMNAS      COLABORADORES      CONTACTO      DIRECTOR     

ISSN 2767-1844
FACEBOOK         /         INSTAGRAM         /         TWITTER

Poemas de Luís Carlos Patraquim
Traducidos por Óscar Limache    / Publicado en Mayo, 2021

Luís Carlos Patraquim, poeta, dramaturgo, guionista de cine y periodista, nació en Mozambique en 1953.  

     Acerca de la importancia de Patraquim en la literatura de su país, el periodista portugués Pedro Mexia, en su artículo “Novas formulações moçambicanas” (Diário de Notícias, 4 febrero 2005), afirma: “Luego de Rui Knopfli, Sebastião Alba y José Craveirinha […], Luís Carlos Patraquim es, probablemente, el mayor poeta mozambiqueño. Patraquim, que debutó en 1980 (con Monção), contribuyó decisivamente para un cambio en la poesía mozambiqueña (y africana en general), clausurando el período militante que produjo, casi siempre, pésima poesía”. 

     En 1973, Patraquim se refugió en Suecia por motivos políticos, pero regresó a su país en 1975, cuando Mozambique logró su independencia. Desde 1986, reside en Portugal. En 1995, le fue concedido el Premio Nacional de Poesía de Mozambique. 

     Patraquim ha publicado los libros de poemas Monção (1980), A inadiável viagem (1985), Vinte e tal novas formulações e uma elegia carnívora (1992), Mariscando luas (1992) y Lidemburgo blues (1997). En 2005, apareció en Lisboa una antología de poemas de los libros anteriores más nuevos poemas bajo el título O osso côncavo e outros poemas (1980-2004). En 2011, la Universidad Federal de Minas Gerais (Brasil), dentro de su “Coleção Poetas de Moçambique”, publicó Luís Carlos Patraquim Antología poética, una selección de poemas de los libros anteriores y de dos recién publicados entonces: Pneuma (2009) y O escuro anterior (2010). De esta última publicación (Belo Horizonte: UFMG, 2011), hemos tomado los textos originales de Patraquim para las traducciones que presentamos aquí. (O. L.)

"llegaré con los árboles
mi amor al son de la sangre 
a las catedrales del puro gesto 
con el grito y las aves 
marítimas dentro de las sílabas 
a la breve cumbre de la espuma 
manos en las manos llegaré".
Todos los textos son propiedad intelectual de sus autores. / El website es propiedad intelectual de La Vaca Profana & Gustavo Faverón Patriau. / La Vaca Profana es un mamífero imaginario sin fines de lucro.

Contacto

INICIO      ENSAYOS      ENTREVISTAS      RESEÑAS      POESÍA & FICCIÓN      COLUMNAS      COLABORADORES      CONTACTO      EDITORES


POESÍA

Monção (1980) 


aparto las cortinas de la tarde
porque te deseo entera
en el poema 

y pasas vestida de capulana
tu cuerpo como las dunas
plantadas de casuarinas 
susurrando cerca 

la furia de las olas
cayendo leves
en mi gesto  


Nociones de Geografía 

sur
implanto una cartografía sin límites
trazo y compás
después de la madrugada 

de ti 
un rosto iridiscente
extiende el claro vuelo
de las manos 

sur
descubrimos voces abiertas
sin oclusión
y mascullamos agua   


A inadiável viagem (1985) 


Acontecimiento 

sobre las espigas temblorosas
los pájaros migran
hacia los meridianos vírgenes
de tu rostro en el viento
la densidad de la boca   


Canción             

                             para Paula 

llegaré con los árboles 
mi amor al son de la sangre 
a las catedrales del puro gesto 
con el grito y las aves 
marítimas dentro de las sílabas 
a la breve cumbre de la espuma 
manos en las manos llegaré 

llegaré con las espadas 
arena verde de la planicie 
al tuétano mi amor del hambre 
con los frutos en tus ojos 
amante viento a la espera 
al sexo nuclear del mundo 
nervio al agua llegaré 

llegaré en las mañanas sudorosas 
de la voz liberada mi amor 
a la ola nocturna del poema
con las aves dentro del grito
o sólo marítimo eco 
a la exigua raíz de los cristales
muerte a muerte llegaré 

llegaré de pie al silencio
que derrama mi amor en los ríos
remo a canto deslumbrados
contigo al principio llegaré  


Pneuma (2009) 


Desmesura 



como si el bosque retornase
y el nombre 

el foco en el poste 

la serpiente entre las palabras 

y esta
boca tuya 

un pez
en la poza destellando
luz  



caer desde el suelo 
hacia lo alto 

elipse 
ascendente 



retorno
de lo que no sabes 

y para quien 

el soneto es un novillo sin cabestro
ensangrentando los árboles  

esperas la piel
y el cuero cabelludo 

la blanca nube 
recostada 



si vieses un camino a lo lejos
detrás de las ramas 

de la lujuria lacustre
convocando el barco 

si eso 
detrás de las manos
se irguiese 



un surco que rasgase 
el aire 
y la noche 
concentrada  



las escaras del rostro 

todas las cicatrices 
cayendo 

esponjas nenúfares 

el baobab
en el aire